Bodas con alma, ceremonias para el recuerdo

Pensar en casarte,  en vuestra boda,  solo puede hacerse de un modo: con ilusión.

Primero es el hecho de ser consciente de que existe un alguien  que te ama tanto que desea ser tu compañer@ de vida y que tú sientes lo mismo. Eso ya da para celebrar.

Después es que decidais si esa confirmación de vuestro compromiso la quereis hacer de un modo u otro, porque para bodas,  los colores!!!. Cada pareja es un mundo y cada una entiende la boda a su modo.

Y aquí podriamos hacer el post más largo de todos los tiempos…pero lo que realmente importa de una boda es que la ceremonia os llegue al corazón,  que sea tal como sois vosotros,  que la vivais emocionados y sea un recuerdo para toda la vida.

Montar una fiesta,  gastar el presupuesto que querais en decoración, detalles y alegría es lo facil ( aunque lleve tiempo y energía) pero de lo que tantas bodas carecen es de una ceremonia preciosa ,  con alma,  que realmente sea el inicio del dia más emocionante de vuestra vida (y que vuestros invitados la vivan así también).

Así que NO dejeis el contenido de la ceremonia para lo último,  no creais que cualquiera puede oficiar de manera amena, entrañable y dinámica,  porque todos hemos ido a bodas de esas de …”vamonos fuera hasta que acabe este tostón”.

La ceremonia es protocolo al que sacar mucho partido  por ejemplo  con entradas de novios y cortejo que dejen boquiabierto,  es banda sonora,  textos personalizados,  anécdotas que hagan sonreir a novios e invitados,  dinamismo para que os levanteis,  senteis,  abraceis, es decir una vivencia completa  aunque  pueda ser de corte clásico.

Por eso debeis informaros sobre quien oficiará vuestra ceremonia,  sea religiosa o laica, simbólica u oficial,  debeis aportar vuestras ideas o si estais un poco perdidos dejaos asesorar por profesionales.

Despues de todo lo que deseais es disfrutar del inolvidable,  “Sí Quiero”.